Para este Día Internacional de la Esclerosis Múltiple (EM) queremos valorar la importancia del ejercicio físico para las personas que viven con esta enfermedad. En la Región de Murcia ascienden a 88 de cada 100.000 habitantes, con un 67,8% de mujeres y una edad media de 31,4 años. Esto datos fueron recogidos en un estudio realizado por el Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia y publicado en el año 2016.

         Para ello, nos acercamos a los avances tecnológicos de las últimas décadas y nos muestran como ya se comienzan a valorar positivamente ciertos dispositivos orientados a la ayuda diaria de estos pacientes. Este es el caso de los “seguidores de actividad” o “wearable fitness tracking” en inglés, que se están convirtiendo cada día en más populares, especialmente entre aquellas personas que practican deporte habitualmente, como forma de control para la practica de deporte saludable.

        ¿Sabes de alguien que ya los utilice? ¿Conoces a alguna persona con diversidad funcional haciendo uso de esta tecnología? Estos pequeños dispositivos son sistemas de medición portátiles, de un tamaño reducido, que se ajustan al cuerpo a modo de muñequera o broche y que a través de diferentes sensores pueden recoger información sobre nuestro estado de salud, actividad o sueño. Permiten medir desde la distancia que recorremos cada día, las plantas que subimos, las calorías consumidas o el tiempo empleado para nuestra actividad hasta la calidad y duración del sueño, el manejo del estrés, la monitorización del estado del sistema nervioso e incluso la  detección de episodios epilépticos.

¿Como pueden ayudar estos dispositivos a la Esclerosis Múltiple?

           Las bondades de estos dispositivos para deportistas o para personas preocupadas por su peso y/o su salud, están claras por la multitud de registros diferentes que nos aportan, pero….¿de qué forma esto puede ser beneficioso particularmente para las personas con Esclerosis Múltiple? “Yo puedo usar la información para mejorar y desarrollar nuevos hábitos”, cuenta una usuaria con Esclerosis Múltiple quien, por iniciación propia, comenzó a utilizar un tipo de estos dispositivos y de forma inesperada se dio cuenta que le estaba ayudando a mejorar su vida, su estado anímico y de salud, y que estaba combatiendo los síntomas de la enfermedad.

        El valor real de estas herramientas no está en calcular de forma exhaustiva los datos que nos proporciona sino en interpretar la información cuantitativa para motivar nuestras acciones y, así, conseguir rutinas estables de actividad física y sueño. Se trata, pues, de un apoyo simple, de coste bajo-moderado, actualizado y fiable que puede regular nuestros hábitos y mejorar nuestro bienestar y motivación, algo de vital importancia para luchar contra los síntomas de esta enfermedad.

              Gracias a su bajo coste y a su facilidad de uso, desde la Clínica San Antonio, te recomendamos si padeces Esclerosis Múltiple o convives con alguien que libra esta batalla, que te animes a probar uno de estos dispositivos, y comprobar su efecto en la mejora y adquisición de hábitos más saludables, que te ayuden a mejorar tu día a día. Si no sabes como utilizarlos o como interpretar sus datos, nuestro experto en terapia ocupacional de la Clínica San Antonio, estaremos encantados de atenderte y resolver tus dudas.

compartir en facebook compartir en google+