Deja de fumar en el día internacional sin tabaco en la clinica san antonio en molina de segura

Desde 1987 la OMS nos convoca para celebrar el Día Mundial Sin Tabaco, para animarnos a dejar de fumar. La importancia de este día radica en que el tabaco mató en 2016 a 7 millones de personas, de las cuales casi el 13% no eran fumadores, pudiendo alcanzar la cifra de los 8 millones de personas en 2030. En el mundo hay más de mil millones de fumadores, de los cuales el 80% viven en países de ingresos bajos o medios, y siendo en estos países una de las principales causas de mortalidad, enfermedad y empobrecimiento. Por esto, este año el lema del Día Mundial Sin Tabaco es “El tabaco: una amenaza para el desarrollo” y quieren incluir la lucha contra el tabaquismo en el marco Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

 

LA LUCHA CONTRA EL CONSUMO DEL TABACO FOMENTA LA SALUD Y EL DESARROLLO

 

El control y la reducción del consumo de tabaco en un país, no radica solo en los beneficios en la salud de la población, sino que significa mucho más, en especial en los países con ingresos bajos o medios. Cuando una persona muere prematuramente a causa del tabaco, privan a sus familias de ingresos, al mismo tiempo que aumentan los gastos sanitarios del país, dificultando su desarrollo económico y favoreciendo el empobrecimiento.

A esto hay que añadir que muchas de las grandes plantaciones se encuentran en estos países, y los niños se ven obligados a trabajar en estas plantaciones para traer ingresos extras a sus hogares, sufriendo la enfermedad del tabaco verde, a la cual son especialmente vulnerables.

Por eso se han desarrollado diferentes programas para acabar con el tabaco a nivel global, para conseguir:

  • Reducir la mortalidad y las desigualdades sanitarias entre países
  • Limitar las consecuencias negativas para el medio ambiente derivadas del cultivo y producción del tabaco
  • Ayudar a erradicar el hambre y romper el ciclo de la pobreza
  • Ayudar  promover el cultivo ecológico y luchar contra cambio climático

DEJAR DE FUMAR

Uno de los datos más sorprendentes, es desconocimiento que hay por parte de los fumadores de los riegos en la salud que produce el tabaco, en especial en los países de ingresos bajos o medios, como por ejemplo en China que tras un estudio realizado en 2009 menos del 30% de los fumadores conocían estos perjuicios para su salud.

Gran parte de los fumadores que conocen los riesgos del tabaco desean dejarlo, de ahí que sea tan importante la labor informativa y de concienciación que realizan la OMS y todos sus colaboradores.

Acciones como la eliminación de la publicidad, promoción y patrocinio reducen el consumo, las advertencias gráficas en las cajetillas reducen los menores que empiezan a fumar y aumenta el número de exfumadores y por último subidas en los impuestos del tabaco reducen el número de fumadores.

Pero dejar de fumar a veces no es fácil y es un proceso que requiere un esfuerzo por parte del fumador, que si reciben asesoramiento médico y la medicación adecuada duplican sus posibilidades de éxito frente a un fumador que decide emprender este reto por sí solo.

Solamente el 15% de los países disponen de un servicio de ayuda integral para dejar de fumar, y en los países de renta baja o media solamente una cuarta parte dispone de algún mecanismo de ayuda para abandonar el tabaco.

VUELVE A RECUPERAR TU SALUD

Pero todos estamos a tiempo de dejar de fumar y corregir gran parte de los perjuicios que en nuestra salud haya podido causar el tabaco. Nos gustaría compartirlas con vosotros, porque son otro empujón para conseguir ganarle la batalla al tabaco:

  • A las 48 horas, recuperamos parte del sentido del gusto y del olfato
  • A las 2 o 3 semanas, la función pulmonar se recupera en un 30% además de mejorar la circulación
  • De 1 a 9 meses disminuye la fatiga, la tos, la congestión nasal, así como disminuyen las infecciones
  • A los 5 años, la probabilidad de morir de una enfermedad cardiovascular es similar a la de los no fumadores y la de morir de una enfermedad pulmonar se reduce a la mitad
  • De 10 a 15 años, el riesgo de morir de cáncer de pulmón es similar a la de los no fumadores

Por eso desde la Clínica San Antonio, también nos gustaría acabar con esta epidemia y si lo deseas, nuestros profesionales médicos y psicólogos estarán contigo para acompañarte en este proceso para que alcances tu meta con éxito

compartir en facebook compartir en google+