Tus pies ya no volverán a ser los mismos, con la Cirugía de Mínima Incisión

 

En la Clínica San Antonio, somos expertos en el cuidado de los pies, y defendemos que nuestros pies, son una parte fundamental de nuestro cuerpo ya que gran parte de nuestra independencia y movilidad personal dependen de ellos.

A lo largo del tiempo, nuestros pies van sufriendo diferentes deformidades por diferentes causas como: zapatos muy cortos, muy apretados, traumatismos, lesiones derivadas del puesto de trabajo, factores genéticos o diferentes enfermedades que los dañan entre otros. Estas deformidades no solo afectarán a la estética de nuestros pies, sino que provocaran dolores, inflamaciones, ulceras o infecciones entre otros.

Tradicionalmente, estas patologías del pie que se trataban con Cirugía Abierta, pero desde los años 90, la Cirugía de Mínima Incisión le ha ido ganando terreno, consecuencia de las ventajas que ofrece frente a la Cirugía Convencional:

  • No precisa de anestesia general y se podrá realizar tanto en hospitales como en centro quirúrgicos ambulatorios
  • Disminuye el tiempo de la cirugía
  • El paciente operado, podrá andar por si solo desde el primer momento sin ayudas externas como muletas
  • Mejores resultados estéticos, al realizar incisiones en los pies del paciente de menor tamaño. Si comparamos las incisiones de ambas técnicas para la eliminación de los juanetes, mientras que en la Cirugía de Mínima Incisión sería de 1 cm, en la Cirugía Abierta alcanzarían un tamaño de 10 cm aproximadamente
  • El post operatorio de la Cirugía de Mínima Incisión, es más corto y menos doloroso, gracias a la disminución de los traumatismos de la partes blandas, lo que permite la reincorporación a la vida cotidiana en un menor tiempo, además de reducir las posibilidades de inflamación, infección y hernia
  • Reducción del trauma quirúrgico y de la pérdida de sangre, lo que facilita la cicatrización y la rehabilitación, a la vez que reduce el dolor tras la operación
  • No serán necesarios instrumentos de fijación en el hueso tras la cirugía, ya que se respetan las partes internas nobles del pie, que serán las fijaciones de las correcciones óseas

 

¿En qué consiste la Cirugía de Mínima Incisión?

Esta cirugía tiene como objetivo la reducción de las deformidades que se producen en los pies, lográndolo mediante la combinación de la realización de pequeños cortes de entre 0,1 cm a 0,5 cm, por los que el cirujano introducirá su material quirúrgico y de técnicas de visionado como el fluoroscopio (máquina de rayos X de baja intensidad que permitirá al cirujano ir comprobando las correcciones que vaya realizando.

Esta cirugía en principio se podrá realizar en cualquier paciente y en cualquier patología, pero en la Clínica San Antonio, nuestros pacientes son únicos y estudiaríamos cada caso en exclusiva, ya que habrá excepciones que no se podrán someter a esta cirugía.

Se utilizará anestesia local, aunque si el paciente está nervioso podrá utilizarse la sedación, pudiendo este elegir entre estar consciente o sedado a la hora de la cirugía y el instrumental necesario para la realización de la cirugía que consistirá en micro bisturís y fresas quirúrgicas principalmente.

Una vez que el paciente se ha sometido a la intervención se le realizará un vendaje exclusivo de cada cirugía y con el adecuado calzado post quirúrgico podrá ir a su casa el mismo día de la intervención. Después el paciente deberá utilizar este calzado post quirúrgico entre 1 semana a 1 mes en función de la patología corregida.

Posibles complicaciones de la Cirugía de Mínima Incisión

Las complicaciones que se pueden derivar de una intervención como esta, son los relacionados con la anestesia, las inflamaciones, infecciones y hernias, pero siempre serán inferiores a los derivados de la Cirugía Abierta.

La otra complicación, es la derivada de la dificultad de la operación y de la experiencia y pericia del cirujano, que será determinante. En la Clínica San Antonio, contamos con el Dr. Barranco un experimentado y reconocido podólogo y cirujano de esta especialidad, que te dará la seguridad de estar en las mejores manos.

 

Patologías más frecuentes de la Cirugía de Mínima Incisión

Aunque la Cirugía de Mínima Incisión corrige multitud de patologías de los pies, los más comunes son estos:

  • Hallux Abductus Valgus o de Sastre (juanetes)
  • Dedos en garra o deformación en los dedos
  • Metatarsalgias (son puntos de presión óseos muy dolorosos que producen callosidades)
  • Espolones calcáneos
  • Fascitis plantar
  • Exostosis digitales (son deformidades oseas)
  • Neuromas de Morton (es la degeneración del nervio digital plantar)

Si tus pies necesitan mejorar su aspecto ya sean por motivos estéticos, para remediar dolencias o corregir cualquier defecto funcional, la Cirugía de Mínima Incisión es la solución más eficaz y satisfactoria, avalándolo nuestros pacientes. Ponte en las mejores manos, ven a la Clínica San Antonio

 

PIDE TU CITA EN LA CLÍNICA SAN ANTONIO